Los Bojórquez: Las Amarras Sanguíneas del Poeta Abigael

Posteado por on Jan 17th, 2014 y Archivado en FOTO GALERIA, GENERAL, LITERATURA Y PENSAMIENTO. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada por medio de RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

Los Bojórquez: Las Amarras Sanguíneas del Poeta Abigael

“El papá de mi padre se llamaba Ramón Bojórquez y a la vez su papá se llamaba también Ramón Bojórquez, nuestro bisabuelo: La historia dice que tenía su casa enfrente del Templo de Pueblo Viejo y fue la casa que ocuparon los filibusteros norteamericanos cuando quisieron invadir Caborca en 1857. El indio que lanzó las flechas para quemar la pólvora enemiga conocía la casa porque trabajaba con la familia. Por eso pudo quemar el cuarto con la séptima flecha”, cuenta Doña Amanda Bojórquez, prima hermana de la madre del poeta caborquense Abigael Bohórquez.
La septuagenaria mujer, hija del Caborca viejo, de calles polvorientas y de casas de adobe, el Caborca de antes del ferrocarril, establece la relación sanguínea suya y del poeta con ese capítulo clave de la historia del pueblo y luego, con algo de añoranza, casi hablando para sí misma, dice “El 10 de febrero mi esposo Lencho (ya difunto) y yo estaríamos cumpliendo 50 años de casados”.
“Abigael era un niño solitario, encerrado. Antes, por la moral de aquellos años, era muy mal visto que una mujer saliera embarazada sin estar casada. Quizás Doña Dolores, la madre de Sofía (Bojórquez García, madre de Abigael), siempre resguardó a su hija y al niño Abigael del resto de la sociedad para evitarles las habladurías, para que no los criticaran. Porque nunca salía, siempre estaba en su casa”. Recuerda Doña Amanda B. Viuda de Mendívil.
“Mi padre se llamaba Gonzalo Bojórquez, hijo de Ramón Bojórquez, y sus hermanos eran Bernardo, Federico, Lorenzo, Ramón y el abuelo de Abigael que se llamaba Ángel, padre de Sofía Bojórquez García. Mi padre y sus hermanos tenían unas milpitas, sembraban trigo que después le vendían al Molino Harinero San Carlos. En eso trabajaban todos, los más favorecidos también tenían vaquitas”, rememora como si lo estuviera viendo.
“La casa donde Abigael nació es por la Avenida G entre las calles Cuarta y Quinta, que era la casa de sus abuelos y donde siempre vivió Sofía con su hijo. La maestra Esther Soto Bojórquez, era a la vez nuestra tía y fue la que enseñó a Abigael el mundo de las letras y el arte. Ella vivió por la Calle Quinta casi esquina con Avenida H.”
“Nunca supimos quién fue el padre de Abigael, todavía estos últimos años entre las hermanas y primas nos preguntamos quién era su papá y nadie sabe nada. Nunca le dijeron a nadie.” Con total sinceridad confiesa la sencilla vecina caborquense.
“Varios de mis tíos, tres de ellos, vendieron propiedades, tierritas, casas, y se fueron a vivir a San Luis Río Colorado, Abigael también se fue para allá, y su mamá Sofía. Después también se la llevó a México (Estado de México), donde murió y fue enterrada. No supimos de qué murió la mamá de Abigael. Él quería algún día traerse a su mamá a Caborca, pero esa ilusión nunca se le cumplió puesto que él también murió… muy pobre, todo un poeta, y murió en la pobreza”, platica Doña Amanda acerca de aquel fatal diciembre del 95.
“Abigael volvió a Caborca un par de veces, una de ellas con una maestra o investigadora, venían a recopilar datos sobre su vida aquí. Lo vimos, nos reunimos en casa de mi hermana, le daba mucho gusto vernos, saludarnos. Le gustaba su pueblo y el Desierto. En otra ocasión vino y fuimos al Rancho de mi cuñado Dolores Canastillo, esposo de mi hermana Ignacia Bojórquez, ahí pasamos todo un sábado, mataron una vaca para hacer carne asada y fue un ambiente de alegría familiar todo el día”.
“Dicen que desde muy chico ya era así, amanerado, afeminado” reflexiona la Señora Amanda. Algún psicoanalista explicaría mil cuestiones acerca de la infancia de Abigael Bojórquez; pero me pongo a pensar en el claustro del poeta en su niñez, de lo que su mente en ebullición fue capaz de crear a partir de una circunstanciada soledad, de una condición de prolífico silencio, de mordazas de afecto, de la elusión contra los señalamientos, de la letra escarlata que le marcó la frente con la “p” de poeta que era ya de por sí estigma demasiado. Y pensar que cuando la sopesó en su espalda, en su costado, en su rostro, en su cuerpo todo, él mismo levantó su cruz y la cargó orgulloso en nombre de los suyos. Y así escribió, entre miles de estrofas que adornaron las páginas doradas de la obra mexicana:
“Duelo” Abigael Bohórquez (Fragmento)

Vengo a estarme de luto por aquellos
que han muerto a desabasto,
por los rútilos o famélicos,
procurando saciar su corazón o su hambre,
cayeron en la trampa,
eran flores de arena, papirolas,
artificios de bubble gum, almas de azogue,
veletas de discotheque, aleteos, dispendio,
pero eran también un alma, una palabra,
un esqueleto de pan y sal,
con rincones amables
como el tuyo o el mío, compañero,
un pensamiento hermoso o ruin,
más cosa como nosotros,
hechos un haz de sangre todavía.
Vengo a estarme de luto
por aquellos
que recibieron prematuramente
su funeral de escándalo,
su ración, su camastro, su obituario velado,
pero más por aquellos
que, desde que nacieron,
son confinados, etiquetados, muertos
en sus propios rediles,
herrados, engrillados a un escritorio oculto,
a un cubículo negro.
Vengo a estarme de luto
porque puedo.
Porque si no lo digo
yo
poeta de mi hora y de mi tiempo
se me vendría abajo el alma, de vergüenza
por haberme callado.

“Poesida, 1992”.

2 Respuestas para “Los Bojórquez: Las Amarras Sanguíneas del Poeta Abigael”

  1. Maria del Carmen Bojorquez says:

    En su reporte nombra a Dona Dolores como la mama de Dona Sofia Bojorquez la mama de mi primo hermano Abigael es totalmente incorrecto, el nombre de la mama de Dona Sofia (Hermana de mi Papa Ignacio) es Dona Adela Garcia de Bojorquez / Dona Dolores era hermana de nuestra abuelita. Gracias por su pronta atencion a mi comentario/informacion!

  2. Tomas says:

    Gracias por un reporte muy informativo sobre una persona tan importante….tal vez Uds. podrían seguir con otro informe sobre él y su vida en Caborca?

Dejar un Comentario

Log in / Ariete Caborca 2014 | Publicado con Wordpress | Mantenimiento por FactorWeb